Blog

Los preparativos de la novia

Todos los preparativos de la boda son emocionantes pero ninguno supera a los previos a salir de camino a la ceremonia en la que te espera el amor de tu vida. En esta ocasión os hablamos de los preparativos de la novia.

El día de tu boda te despiertas y ves el mundo de otra manera, todo es más brillante, más bonito y especial que nunca. Los preparativos es posible que empiecen la noche de antes a vuestro gran día y terminan cuando sales para dirigirte a la ceremonia.

Si los detallamos cronológicamente, este sería más o menos el orden:

  • La noche de antes, intenta darte un buen baño o ducha caliente, lo que a ti más te relaje, no cenes demasiado para no sentirte pesada y si te notas nerviosa, tómate una infusión relajante antes de acostarte.
  • Al despertar por la mañana (la hora dependerá de la de que hayáis elegido para casaros), intenta tener tiempo para darte una ducha refrescante y desayunar tranquila antes de que empiece todo.
  • El primero de los preparativos reales es la peluquería. Puede que tengas cita en la tuya o que vengan a peinarte donde estés. Ponte una prenda abierta, como una bata o una blusa que luego te puedas quitar sin que roce el peinado.
  • Si antes de la ceremonia hay que comer, es el momento de hacerlo. Que sea algo ligero, que te apetezca y siempre te siente bien.
  • Luego viene el momento de maquillarte. Siéntate tranquila y relájate, pon música de fondo que te guste o si tienes compañía, charla con ellos y disfruta de ese momento. Si hay más gente que deba maquillarse contigo, tú siempre serás la última. Todo el mundo tiene que estar peinado, maquillado y vestido mientras te maquillan a ti.
  • Una vez listo el maquillaje, llega la hora de enfundarse en tu precioso vestido de novia. Para eso puedes pedir ayuda a tus damas de honor, amigas íntimas, a tu madre… Es un momento muy íntimo y especial y debes elegir bien con quien compartirlo.
  • Si llevas velo, es el momento de colocarlo en su lugar porque ya queda poco para salir. Cálzate también los zapatos en ese momento. En cuanto a las joyas, póntelas justo antes de salir también.
  • Una vez estés preparada, es el momento de que el padre y/o padrino te vea radiante y se emocione. Quien corresponda te hará entrega del ramo y estarás lista para salir. Unos pocos minutos te separan del altar ya.
  •  Es el momento de que te mires en un espejo de cuerpo entero, te sientas la mujer más preciosa y afortunada de la tierra y te despidas de tu soltería de una manera más íntima. La próxima vez que hagas ese gesto, serás una mujer casada. Respira hondo, sonríe y sal en dirección a la ceremonia. Empieza el día más feliz de tu vida.

El camino hasta el altar

El día de vuestra boda recorreréis un trayecto corto pero muy importante, serán unos pasos que cambiarán vuestra vida. Os hablamos del camino hasta el altar.

Seguramente todos los futuros novios se han imaginado en ese momento único que es el camino hacia el altar. Parece mentira que una distancia tan corta pueda significar tantas cosas, pueda reunir tantas sensaciones, pero es así.

El camino hacia el altar es mágico porque se transforma. Cuando lo recorremoss por primera vez somos solteras o solteros, y al darnos la vuelta para abandonar el lugar de la ceremonia, somos ya una mujer casada o un hombre casado. Al entrar sólo se tienen ojos para el amor de tu vida que nos está esperando al final, las emociones de tantos meses de preparativos, el secreto del vestido que se desvela, sientes las miradas de todos los invitados, sus sonrisas, algunas lágrimas. Al salir nos sentimos pletóricos, felices. Vuestro sueño se ha cumplido, los nervios han desaparecido y tenéis ganas de salir y celebrarlo con las personas más importantes en vuestra vida.

Pero más allá de todas esas emociones y sentimientos, ¿habéis pensado cómo recorreréis el camino al entrar?

  • El novio suele recorrerlo con su madre, la madrina.
  • La novia lo recorre del brazo de su padre y padrino.
  • También hay parejas de novios que deciden recorrer el camino al altar solos, y otras que prefieren entrar juntos, cogidos e la mano.
  • Si faltan el padre o la madre por cualquiera que sea el motivo son muchas las parejas que recurren a personas especiales en sus vidas, ya sean familiares o no.
  • Antes de entrar la novia puede entrar su corte de damas de honor si la tiene y tras ella las damitas y pajes que llevan las arras y los anillos.

 

Por último no debéis olvidar la canción que sonará durante vuestro recorrido, esa pieza musical o canción que hará que vuestra entrada sea aun más emocionante.

 

En cualquier caso son unos instantes muy especiales que quedarán grabados en vuestra memoria para siempre, así que vividlos intensamente acompañados de quien vuestro corazón os pida.